Formación continua bonificada: ¿qué es?

Es un modelo muy flexible para las empresas que permite formar a sus trabajadores de acuerdo a las necesidades exigidas por su funcionamiento, mediante un procedimiento en el que no tienen que ajustarse a las convocatorias anuales con un catálogo de cursos cerrado.

La Formación Profesional Continua tiene como finalidad proporcionar a los trabajadores ocupados la formación que puedan necesitar a lo largo de su vida laboral, con el fin de que obtengan los conocimientos y prácticas más adecuados a los requerimientos que en cada momento precisen las empresas, y permita compatibilizar su mayor competitividad con la mejora de la capacitación profesional y promoción individual del trabajador.

Al mismo tiempo, prospera la productividad de la empresa, al actualizar y optimizar los trabajadores su cualificación profesional; de este modo, las empresas mejoran su competitividad, ya que esta formación favorece que la empresa se adapte a los cambios del mercado, además de promover el desarrollo profesional y personal de tales trabajadores.

Las condiciones de la formación continua están establecidas en el Real Decreto 395/2007, de 23 de marzo, que regula el subsistema de formación profesional para el empleo y en la Orden TAS 2307/2007, de 27 de julio, por la que se desarrolla parcialmente el Real Decreto 395/2007, de 23 de marzo.

Estas condiciones conviven con la publicación el 22 de marzo del Real Decreto-ley 4/2015 para la reforma urgente del Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral que culmina con la publicación de su tramitación parlamentaria en la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral. Estos cambios introducen un nuevo escenario para la formación a trabajadores con una serie de objetivos estratégicos, que puede ver aquí

Deja un comentario